Paso a paso: cómo armar un plan alimentario para tu paciente

El enfoque que el(la) nutricionista tenga sobre cada caso puede tener diferentes estrategias para abordarlos, y la estructuración de estas estrategias a menudo puede requerir más tiempo del que el(la) profesional dispone. Aunque sabemos que el trabajo en la consulta es muy ajetreado, un(a) buen(a) profesional debe velar y ocuparse en que cada uno de sus pacientes sigan siempre el camino correcto para lograr sus objetivos.

A continuación, veremos el paso a paso para armar un plan alimentario para tu paciente, de forma eficiente y sencilla.

¡Conoce ahora mismo esa funcionalidad en nuestro software!

Video explicativo del plan alimentario de Dietbox, cómo utilizarlo y consejos para agilizar su elaboración.

Objetivos

Para estructurar un plan nutricional, es esencial que el profesional averigüe con el paciente sobre su objetivo con el tratamiento. La búsqueda de acompañamiento profesional puede tener diferentes causas y es a partir de ellas que el(la) nutricionista comienza a conocer a cada paciente. 

Tratamiento para la obesidad, definición, hipertrofia o trastornos alimentarios son las principales causas de la búsqueda de orientación y reeducación nutricional, sin embargo, el(la) profesional, a través de propuestas de planes alimentarios, también puede retrasar y tratar enfermedades crónicas y sus síntomas, tales como enfermedades cardíacas, diabetes y otras. El criterio y conocimiento del(la) profesional debe ser capaz de ser lo suficientemente versátil para abordar esta multiplicidad de casos.

Rutina

La posibilidad de tener éxito con un plan alimentario no adecuado con la rutina diaria del paciente es mínima. Por eso, se deben tratar de establecer los horarios de las comidas según las actividades diarias del paciente. Durante la consulta, averigua con el paciente si éste(a) estudia, trabaja, si acaso puede acceder fácilmente a alimentación sana o no. Estas son preguntas importantes que te ayudarán a determinar el tipo de comida a la que cada perfil de paciente puede acceder más fácilmente.

Preparar las comidas requiere una planificación. Entonces, busca comprender las circunstancias que facilitarán la alimentación del paciente, permitiendo que las porciones sean preparadas diaria o semanalmente y consumidas en los horarios recomendados, proporcionando una nutrición equilibrada y continua, pudiendo variar de 4 a 6 comidas durante el día.

Nutrientes

Son los responsables de la búsqueda de alimentación apropiada como apoyo para prevención y tratamiento de enfermedades. Como buen(a) profesional, es importante para proponer un plan alimentario equilibrado y con alimentos de diferentes grupos de la pirámide alimentaria. 

Es común que alguna opción vaya contra el paladar, entonces es importante escuchar a los pacientes con atención para identificar sus gustos y ajustar los alimentos adecuados y completos, buscando buena receptividad a las propuestas hechas durante las consultas.

Archivos

Tenemos que admitir que, con una gran cantidad de pacientes, memorizar todos los planes alimentarios, objetivos y otras informaciones es una tarea un tanto difícil. Para garantizar un acceso rápido y sencillo, trata de armar fichas bien objetivas, puntuales y que sinteticen toda la información necesaria para las siguientes consultas. 

Como contribución al registro de la información de los pacientes, las consultas pueden ser apoyadas con la ayuda de algún software para nutricionistas, en el cual puede ser archivadas las fichas individuales de cada paciente. En este espacio, el(la) profesional puede guardar la información pertinente para optimizar el tiempo y la calidad de las consultas. 

El guardado de información virtual es la mejor forma de optimizar el tiempo de sus consultas y demostrar a tus pacientes que todo lo que se ha dicho o hecho anteriormente está documentado.

Individualidad

En general, los consejos y orientaciones para recomendar alimentación sana son muy similares, pero es crucial tener en consideración que el metabolismo y estilo de vida de cada individuo son determinantes para la conquista de resultados en los tratamientos. Buscando siempre atender a todas las necesidades de cada paciente, el(la) nutricionista debe utilizar las directrices descritas anteriormente para beneficiar su día a día de trabajo y facilitar la preparación del mejor plan alimentario, haciendo que los resultados sean siempre posibles ante las metas fijadas. 

¿Te han gustado estos consejos para armar un plan alimentario? ¡Comenta y comparte!

Deixe uma resposta