4 cuidados que se debe tener en la clínica de Nutrición para volver a la atención presencial

Ante el escenario de crisis derivado de la propagación del Covid-19, la posibilidad de volver a acudir a los consultorios requiere cuidados especiales. Así, médicos y varios profesionales de la salud conforman la primera línea en el control de la pandemia y fomentan la adopción de medidas preventivas para combatir el coronavirus, con el fin de proteger la salud y superar los impactos que genera esta enfermedad.

Por ello, presentaremos las principales precauciones a observar para regresar a las consultas presenciales. Es fundamental prestar atención a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y seguir estrictamente los protocolos. Mira cuatro prácticas esenciales para garantizar la seguridad de pacientes y empleados al regresar a las actividades presenciales en estos establecimientos.

1. Uso de equipo de seguridad

El principal factor que motiva la adopción de medidas de educación preventiva para minimizar los riesgos de contaminación por el nuevo coronavirus es que están en juego vidas humanas. En esta conjetura, esta debería ser la prioridad de quienes trabajan en la gestión de empresas de salud.

Dada la complejidad que envuelve el área de salud en relación a los riesgos de contaminación por Covid-19, las medidas que aseguren el aislamiento social y la reducción de aglomeraciones son fundamentales. Al regresar para asistir presencialmente, se debe priorizar la protección de la salud integral.

Pruébalo Dietbox GrátisPowered by Rock Convert

Por lo tanto, todos los profesionales que tienen contacto directo con los pacientes deben usar equipo de seguridad y seguir las reglas para evitar la autocontaminación y la propagación de la enfermedad. El uso de mascarillas, protectores faciales, guantes y delantales es obligatorio en todas las etapas de atención en las oficinas.

2. Carteles para evitar aglomeraciones de personas

El uso de alertas visuales, tanto en la pared como en el suelo, es una de las estrategias más relevantes para optimizar espacios y orientar a los empleados y pacientes sobre la ubicación de cada servicio en la clínica u oficina. Esto ayuda a reducir aglomeraciones innecesarias, ya que la persona puede ser guiada por la señalización.

3. Reajustar el entorno para respetar el aislamiento social.

Colocar cada servicio o procedimiento en espacios separados, bien desinfectados y ventilados es esencial para mantener a los pacientes esperando atención. Considere ofrecer tótems de autoservicio para evitar colas, distribuir contraseñas y reducir las multitudes en la recepción. La explotación de los recursos tecnológicos para readaptar el ambiente es una forma segura de respetar las medidas sanitarias.

4. Proporcionar puntos de saneamiento

La gestión de los laboratorios, clínicas médicas, dentales o de nutrición debe priorizar los suministros para la higiene de manos en puntos estratégicos. Lo ideal es tener tótems con alcohol gel en la puerta de entrada, en la recepción y dentro de las oficinas. Igualmente relevante es intensificar la limpieza del lugar y desinfectar muebles y equipos de uso común.

Por tanto, para poder volver a atender con seguridad, hacer una adecuada planificación para la implementación de las medidas sanitarias es fundamental para controlar los riesgos de contaminación. Además, invertir en recursos tecnológicos es una solución eficaz para reducir costos en la oficina, optimizar la programación y mejorar la eficiencia y calidad de los servicios.

¿Te gustó este contenido? ¿Qué tal dejar tu comentario para que podamos conocer tu opinión sobre nuestros artículos?

Deixe uma resposta