4 tipos diferentes de pacientes en la atención online

Trabajar en el campo de la salud siempre implica interactuar con las personas. Cada uno tiene su propia forma de pensar y vivir, lo que hace que cada personalidad sea totalmente diferente a la otra. Con este conocimiento, puedes buscar aprender más sobre los tipos de pacientes a los que atenderás para comprender sus objetivos, necesidades y comportamiento.

Aunque nadie es igual a nadie, es posible y muy ventajoso identificar y clasificar los grupos de pacientes más habituales. Dividir grupos de pacientes de esta manera, a través de cuestionarios previos de consulta, asegura que tu atención online sea más individualizada e incluso más fácil.

Para ayudarte en tus consultas como nutricionista, hemos elaborado contenidos con diferentes grupos de personas y cómo se deben gestionar. ¡Mira el tema completo a continuación!

1. Desafiador

Uno de los pacientes más complejos de cuidar. La dificultad para lograr resultados con el seguimiento se debe principalmente a la negatividad, ya que tienden a encontrar problemas y dificultades en diferentes situaciones. Suelen desmotivarse y desacreditar las soluciones que presenta el profesional.

Cuando estás frente a un paciente desafiante y cuestionador, lo ideal es escuchar atentamente las dificultades y nunca menospreciar el sentimiento de impotencia que siente. Así, juntos pueden hacer planes simplificados con pasos lentos para que el paciente pueda creer que juntos ustedes son capaces de lograr los objetivos deseados.

2. Inseguro

Las personas con una personalidad insegura tienden a tener mucho miedo al cambio. Muestran signos de trauma y ansiedad, entre otros aspectos. Tienden a comportarse más abatidos.

En estos casos, una buena comunicación es fundamental. Brinda una actitud positiva, comprende sus inseguridades y explica todo con calma. Esté atento a los signos de trastornos alimentarios y, siempre que sea posible, orienta al paciente a buscar a un psicólogo. Trabajando juntos, terapeuta y nutricionista obtienen mejores resultados.

Pruébalo Dietbox Grátis

3. «Sabe todo»

El paciente que «lo sabe todo» o «experto» es uno de los más fáciles de identificar a la hora de analizar los cuestionarios previos a la consulta. Suele dar varios detalles sobre sus situaciones y habla como un verdadero experto en la materia.

Tiene la costumbre de investigar mucho en sitios web y blogs sobre su salud y condiciones de estilo de vida. Sin embargo, debido a que no les preocupa la veracidad de la información, pueden tener un conocimiento extremadamente equivocado.

Después de escuchar lo que el paciente «sabe todo» tiene que decir, corrige la información con autoridad. Siempre que sea posible, muestra estudios bien fundamentados que prueben lo que sabes, y también explica por qué lo que está diciendo es dañino e incorrecto.

4. Desatento

Probablemente hayas notado que algunas personas tienden a distraerse: llegan tarde a las citas, se olvidan de los suplementos y medicamentos y malinterpretan la información. Estos comportamientos son típicos de la falta de atención.

Como sabemos, la falta de atención y la mala memoria pueden indicar deficiencias nutricionales. Por lo tanto, evalúa bien los exámenes de laboratorio de esta persona.

Además, la información debe transmitirse de forma clara y simplificada. Evita las explicaciones técnicas y escribe claramente cada consejo o receta. Al final de la consulta, revisa con el paciente las ideas principales.

Para ser un nutricionista aún más calificado, recuerda que los tipos de pacientes se pueden mezclar, lo que da como resultado dos estilos de personalidad en una persona. Los cuestionarios previos de consulta son una gran apuesta para identificar esto y poder atenderlos online de forma individual, asegurando excelentes resultados.

¿Te gustó saber cómo prepararte para las citas? ¡Asegúrate de suscribirte a nuestra newsletter para estar al tanto de los nuevos contenidos!

Deixe uma resposta