Los beneficios de la quinua para la salud

La quinua es una semilla nativa de los Andes que está cada vez más presente en la comida por sus beneficios para la salud y también por su valor nutricional. No contiene gluten, es rica en fibra, tiene un alto contenido proteico y también lisina, vitaminas del grupo B y minerales, como magnesio, zinc, cobre, hierro, manganeso y potasio.

Aunque su forma más natural se encuentra en semillas o granos, la quinua también se puede consumir como harina. Por ser rica en fibra, ayudará a regular el tránsito intestinal, además de aportar más saciedad. Además por su alto contenido en proteínas, se puede consumir como suplemento proteico en el plato vegetariano o para quienes buscan reducir el consumo de carne.

En 45 g de grano (el equivalente a ¼ de taza de té), encontramos 29 g de carbohidratos, 6,3 g de proteínas y 3,1 g de fibras.

Algunos de los beneficios de la quinua:

Reducción del colesterol: debido a que contiene fibras y ácidos grasos omega 3 y 6, ayuda a regular los triglicéridos. Vale la pena recordar que una buena nutrición en un contexto general potenciará esta acción.

Alternativa para diabéticos: debido a que tiene un índice glucémico bajo y es una fuente de fibra, la quinua no causa picos glucémicos, lo que ayuda a regular los niveles de glucosa en el cuerpo.

Alternativa para celíacos – La quinua es una semilla sin gluten, por lo que puede ser consumida sin miedo por quienes padecen la enfermedad.

Ayuda al tránsito intestinal – sus fibras ayudan a incrementar el bolo fecal, además de acelerar su eliminación.

Fortalece el cuerpo: además de ser una fuente de vitaminas que aumentan nuestra inmunidad, sigue siendo rico en aminoácidos esenciales (como valina, leucina e isoleucina), lo que ayuda en la formación y el mantenimiento de los músculos.

Pruébalo Dietbox Grátis

Cómo incluir la quinua en tu dieta

A continuación se muestran algunas opciones sobre cómo incluir la semilla en tu dieta:

– Cocido, en sustitución del arroz;

– En tortas y galletas (harina) como sustituto de la harina de trigo convencional;

– En batidos de frutas para dar más proteínas y saciedad;

– Espolvoreado sobre frutas;

– En yogur;

– En ensaladas.

¿Quieres más consejos sobre una alimentación saludable? ¡Entonces sigue a Dietbox en Instagram!

Deixe uma resposta